¿Qué es el suelo pélvico?

Se refiere a la zona del cuerpo formada por músculos y ligamentos que se encuentran en el inferior de la pelvis. Precisamente esa es la razón de su nombre, el suelo pélvico. Lo cual se puede decir que está encargado de sujetar órganos como por ejemplo los que se encuentran en el área del abdomen, diafragma y lumbares. Por tal motivo sin duda alguna se trata de una zona del cuerpo de gran importancia, el cual merece un buen cuidado. Pero lamentablemente se desconoce mucho al respecto. Lo cierto es que por supuesto es una zona firme, precisamente con la capacidad de sostener dichos órganos. Pero lo cierto es que hay ciertas conductas que podrían llegar a forzar esta resistencia, afectándolo y ocasionando efectos como por ejemplo un prolapso, disfunciones sexuales o incontinencia urinaria. Para un buen cuidado del suelo pélvico es importante el tomar en cuenta ciertos hábitos, que por supuesto deben llevar un seguimiento médico.

Entre los hábitos saludables, el principal es el contar con una alimentación balanceada. De tal forma que se eviten los problemas de estreñimiento. Ya que de tener estos problemas de forma constante puede debilitar poco a poco esta zona. Por otra parte también es recomendable para un buen cuidado del Suelo Pélvico, el uso de materiales como por ejemplo masajeadores, bolas chinas, pesarios, entre otros… Claro está el hecho de que el uso de estos materiales deben ser bajo vigilancia médica. Ya que precisamente un profesional de la salud, específicamente un especialista en ginecología es quien ha de saber con exactitud lo que es mejor para nuestro cuerpo. Es importante el hecho de que estés consciente de que todos los cuerpos son distintos unos a otros. Por tal motivo no debes dejar llevarte por recomendaciones de algún familiar o alguna amista. Es importante que consultes con tu medico de confianza.

Por otra parte es muy recomendable el realizar otros tipos de ejercicios como el de activación del transverso abdominal con la intención de fortalecer la zona del suelo pélvico. Para lo cual es ideal el contar con el apoyo de algún fisioterapeuta, con la intención de éste nos brinde el asesoramiento necesario para llevar a cabo una correcta gimnasia abdominal hipopresiva. Claro está que como cualquier otro ejercicio, ciertas técnicas de respiración son fundamentales. Lo cierto es que el suelo pélvico es una zona del cuerpo la cual no debe ser subestimada, muchos menos ignorada. Ya que precisamente se trata de una importante zona que posee la gran labor de dar soporte a los órganos. Si no se cuida o peor aún si se realizan muchos hábitos que la debiliten podría llegar a ocasionar terribles consecuencias, donde la peor de todas es el prolapso. Lo cual se trata del descenso de los órganos por el canal de parto. Esto es algo que bien puede ser tratado, con la intención de que la paciente recupere su estilo de vida. Sin embargo se trata de un tratamiento sumamente difícil y lento, el cual va acompañado de operaciones y terapias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *