Retirada del acuerdo con Irán arroja sombras sobre las conversaciones de Trump y Kim

Tras la segunda visita sorpresa llevada a cabo hacia Pyongyang por parte del actual Secretario de Estado, el señor Mike Pompeo, la planificación está completa para la reunión histórica entre el presidente Donald Trump y Kim Jong-un en Singapur el 12 de junio.

Al preparar el escenario para la reunión, Kim liberó a tres estadounidenses de la custodia. Y Trump se vio en total retiro del acuerdo nuclear de Irán.

Un riesgo en la decisión que recae en los hombros del presidente de los Estados Unidos, que pronosticó durante varios meses, es enviar un mensaje equivocado al líder norcoreano de que no se puede confiar en que los Estados Unidos cumplan sus compromisos.

No es tan importante como parece, para empezar, hay poco nivel de confianza por parte de Washington sobre Pyongyang, y Corea del Norte tiene una larga historia de trampas.

Pero el raciocinio llevado por presidente Trump para romper lazos con el acuerdo con Irán – fue “defectuoso en su esencia” porque no pudo resolver todos los problemas con Irán – establece una prueba de que Donald Trump posiblemente se verá en fracaso ante las conversaciones con Kim.

Deja un comentario